domingo, 26 de febrero de 2017

EL CONEJO EN LA CHISTERA

EL CONEJO EN LA CHISTERA

Cuando vemos un acto de magia, nos maravillamos con la sutileza en la que el mago nos envuelve en su fantasía para hacernos creer que tiene un poder sobrenatural de lograr lo imposible o sobrenatural.  En todos sus trucos, nos sorprende el encontrar un resultado que rompe nuestros esquemas de lógica convencional.

Pero poco tiene que ver con lo fantástico. Detrás de esos trucos hay una enorme inversión de tiempo y esfuerzo para llegar a ese final impactante. Horas de voluntad y estudio sistemático, de ensayos y errores, llevan a estos personajes a tener, al final de sus esfuerzos, un resultado impactante y para nosotros surreal.

En la esencia de la magia rescatamos esfuerzo, planificación y creatividad. Para ellos, no existe un resultado exitoso sin que la idea original sea estudiada y analizada paso a paso hasta encontrar el punto que la haga fantástica. Pero todo nace de una idea. Un sueño de hacer un acto inolvidable basado, tal vez, en una situación cotidiana. Eso es creatividad.

La Creatividad es parte de nuestra esencia. Desde el comienzo de nuestra historia como seres humanos, el hombre la utilizó para buscar fórmulas que le permitieran sobrevivir. Allí comenzó nuestra historia de descubrimientos. Es la capacidad que tenemos de buscar soluciones diferentes a cosas que hacemos en cotidianidad. Es el estimular el intelecto para generar ideas y conceptos nuevos. Nuevas formas de pensar, nuevas formas de hacer. Creatividad es sinónimo de originalidad.

Todos tenemos la capacidad de crear.

Si queremos resultados diferentes no podemos conformarnos con hacer siempre lo mismo. Debemos estimular la creatividad e innovarnos. En todos los niveles de nuestra sociedad, bien sea en instituciones públicas o privadas, debemos comenzar a pensar diferente. Darle una oportunidad a la creatividad para que diga presente en todas nuestras tareas cotidianas.

En lo educativo, los maestros y profesores deben estimular el intelecto y buscar nuevas formas de visualizar las situaciones. Retar a los niños y jóvenes a buscar soluciones diferentes a los problemas, los llevará a despertar todo un potencial que poseen. El encontrar soluciones diferentes, los hará más seguros y confiados y estimulará una generación con una autoestima impulsadora.

En los trabajos, los líderes tienen la obligación de permitir la participación de sus equipos en la búsqueda de soluciones diferentes a problemas cotidianos. En mi experiencia profesional, he visto como sencillos programas de innovación nos sorprenden con la participación de gente con ideas inimaginables para procesos y maquinas. Y lo más importante, al ser tomados en consideración para la búsqueda de soluciones, se adueñan del problema, creando un vínculo de identidad y pertenencia inseparable.

Debemos romper el paradigma del “Siempre se ha hecho así”. Estimulemos y permitamos el pensamiento creativo. El ocio productivo generador de nuevos conceptos. El intercambio de ideas, la discusión sana que nos lleve a fórmulas innovadoras. El poder participar y ser escuchado.

Tenemos la obligación de desarrollar y potenciar la creatividad de nuestra gente.

Saludos
Arnaldo García Pérez
@arnaldogarciap

Arnaldogarciap.blogspot.com

domingo, 19 de febrero de 2017

MISERIA HUMANA

MISERIA HUMANA

Es lamentablemente doloroso ver la desfiguración que como sociedad estamos viviendo. La deshumanización y la falta de criterios para resolver los problemas básicos de una colectividad nos gobiernan. Las cifras que nos hablan del deterioro ya sobrepasan lo creíble. Ningún estrato social escapa de vivir algún tipo de incomodidad en su rutina de vida, ya que no se trata de poder adquisitivo solamente, se trata de falta de disponibilidad.

La situación ha generado en un segmento de la población la necesidad imperiosa de buscar remedio oportuno. Es así como observamos día a día como se incrementa el número de personas que buscan entre los residuos comida para subsistir y muchos otros se han lanzado a la calle en procura de una mendicidad que estimule la solidaridad. En los basureros de restaurantes y centros comerciales hacen cola para encontrar algo de sustento. Algunos restaurantes y sitios de comida rápida están seleccionando sus residuos de manera de hacer más higiénica la recolección y menos humillante el proceso.

Ninguna sociedad merece esto. Por más pobre que un país sea, debe existir entre sus líderes y gobernantes una primera regla de oro que es el bienestar básico de su gente. Salud, comprendida en alimentación y medicinas, y educación, deben ser las primeras grandes responsabilidades. Puede que existan restricciones para otros planes, como por ejemplo comprar armamento, o cualquier otro proyecto que no vaya en la dirección de darle beneficios al pueblo, ya que está necesita seguridad social para progresar y no violencia e inseguridad.
No se acaba de entender, que con todo el despilfarro y corrupción que hemos vivido, y aun teniendo pocos recursos para resolver, se sigan implementando políticas erradas y solo se trabaja para arreciar diariamente la crisis. Lo más irónico es el insulto diario a la inteligencia de la gente, al tratar de argumentar cualquier excusa ante lo que pasa.

Pero ante todo este dramático escenario, quiero hacer referencia al hecho de la creciente incursión en la calle de familias, con sus hijos menores incluidos, que se adueñan de las vías para pedir en las esquinas y semáforos. Esta lamentable situación debe ser erradicada. Además del riesgo físico que puedan correr menores en la calle pidiendo entre los carros, vemos a madres, la mayoría jóvenes, cargando a sus criaturas ante el sol inclemente y en condiciones que afectan directamente su salud y la de sus hijos. El precio de unos billetes no compensa ese deterioro, que para ellos no es consciente y que en el futuro, hará de esos niños, individuos con deficiencias físicas e intelectuales que perpetuará nuestra crisis social.

La solución no es darles dinero. Creo que lo pertinente es rechazar esa práctica y generar nuestro repudio a través de denuncias permanentes a los organismos correspondientes. Elevemos nuestra voz de protesta ante quienes deben responder a su responsabilidad con la sociedad.  Si queremos ser solidarios, colaboremos con las organizaciones civiles que los ayudan, pero nunca de una manera directa estimulando la mendicidad en niños y jóvenes.

Busquemos una solución permanente y no un paño caliente.

Saludos
Arnaldo García Pérez
@arnaldogarciap

Arnaldogarciap.blogspot.com

domingo, 12 de febrero de 2017

JOVEN POR SIEMPRE

JOVEN POR SIEMPRE
Dedicado a mi papá a sus 99 años.

El tiempo no se detiene. Cada uno de nosotros ve pasar los años de vida y va sintiendo dentro de sí que hay cambios inexorables. En estas épocas modernas, y gracias a la ciencia y tecnología, el paso de los años sobre nosotros se hace más atenuado y las huellas del tiempo no se marcan como lo hicieron en nuestros padres y abuelos (aunque existan algunas excepciones impresionantes, como mi papá).

No es extraño ver hoy en día a personas de edad asumiendo retos físicos e intelectuales de gran magnitud y con un alto porcentaje de éxito. Vemos como a los corredores de maratones y competencias extremas se les suma cada vez más, personas de categorías superiores que cumplen cabalmente con las exigencias de sus competencias.

“Abuelos y abuelas pavos”, que van por la calle con sus nietos como si fueran sus hijos, y que en muchos de los casos tienen la energía suficiente para volver al proceso de la crianza y hacen de su tiempo, experiencias de calidad para esas generaciones en formación.

No se trata solo de la solidaridad familiar, no es solo la necesidad que se tiene en estos tiempos de carencias de ayudarnos unos a otros, se trata de un espíritu indómito que se fue creando dentro de esos seres, para los cuales el tiempo y las dolencias no es más que otro reto a superar en esta carrera que llamamos vida.

Según el diccionario, el término juventud también puede referirse a los primeros tiempos en la existencia de algo, y puede ser sinónimo de energía, vigor y frescura. En estos casos, esos primeros tiempos se hacen perpetuos y la energía se mantiene a lo largo de su vida.

Es actitud, confianza y fe, que nos hace sentir que el tiempo se detiene y nos permite vivir con la energía del pasado y los conocimientos del presente. Experiencia que permite asumir las dificultades con el optimismo necesario del que se sabe requerido. Fuerza interna y seguridad para sentirse capaz de acometer cualquier desafío que se presente, y dejar en el camino, experiencias de aprendizaje para los suyos.

Ciertamente estos son los ingredientes importantes: actitud, confianza, salud, pero existe un elemento que a estos seres los hace irrepetibles e inigualables: amor. No importa las dificultades que ellos tengan, ni las situaciones económicas o sociales, ni las limitaciones de enfermedades, estas criaturas angelicales se llenan de su amor por los otros para transformar las dificultades en oportunidades y generar una fuerza interior que les permite responder a las necesidades de los suyos. Son figuras difíciles de definir, viejos-jóvenes o jóvenes-viejos, viviendo una vida permanente.

Una historia nos refiere a un anciano que se paseaba por las calles con un letrero que decía: “No tengo 70 años, tengo 16 con 54 años de experiencia”.

No existe un día para celebrar la juventud. Todos los días celebramos la juventud a través de la mirada de asombro y admiración por estas personas que nos enseñan cómo debemos enfrentarla y nos demuestran que trascender va de la mano de nuestro aporte y enseñanza.

Mantengamos nuestro espíritu indomable y seremos jóvenes para siempre.

Saludos
Arnaldo García Pérez
@arnaldogarciap

Arnaldogarciap.blogspot.com

domingo, 5 de febrero de 2017

TIEMPOS DE AÑORANZA

TIEMPOS DE AÑORANZA

Siempre nos han dicho que vivir del pasado, o en el pasado, no es bueno. Las personas que se aferran a tiempos remotos sufren más que las otras porque en todo lo que hacen esperan los mismos resultados de antaño. Viven con un recuerdo presente que los hace comparar cada acción y conducta que ven y sienten. Los comportamientos de la sociedad se ven evaluados permanentemente por la matriz de lo que era antes.

El pasado es un gran maestro, ya que de él extraemos grandes reflexiones y aprendizajes que se convierten luego en sabiduría. Las sociedades, y el hombre dentro de ellas, no nace sabio. Se hace instruido gracias a la capacidad de aprender y entender comportamientos pasados y presentes que los preparan hacia el futuro. Esto debería ser garantía de éxito. Si cada uno de nosotros revisa sus comportamientos y evalúa sus acciones para corregirlas de cara al futuro, tendríamos menos problemas y situaciones de conflictos.

En la historia de la humanidad existen muchos ejemplos que confirman esta teoría. Naciones que, en momentos históricos del pasado, fueron arrogantes y engreídas por su poderío, luego sucumbieron ante el poder de otros y renacieron de sus experiencias convirtiéndose en potencias tecnológicas, educativas y sociales. Países que entraron de golpe a la ruina completa, gracias a las guerras, retomaron de su pasado la herencia más poderosa para la sociedad, que son sus valores y cultura, para hacerse, luego de un trabajo arduo y en conjunto, de un presente mejor y un futuro extraordinario, otorgándoles un reconocimiento desde afuera y una motivación intrínseca hacia su engrandecimiento. Sin soberbia, con humildad y sencillez.

Creo que el añorar es bueno, cuando de ese extrañamiento nos sobreponemos para emprender acciones. Nunca seremos lo que éramos antes. Seremos diferentes, pero con un aprendizaje de lo vivido, que con un uso sabio, nos llevará a reconocer mejores oportunidades y acercarnos al éxito. Como sociedad hemos vivido tiempos mejores, pero no son la mejor expresión de nosotros. Aún queda mucho por recorrer y contamos con un ejército de jóvenes talentos con ganas inmensas de aportar lo suyo.

Añoremos y rescatemos nuestros valores y cultura, la educación en el hogar y en la calle, los buenos modales, los buenos días y el ceder el asiento a las personas mayores, la solidaridad entre todos, la sonrisa y el saludo, el respetar los semáforos, el dar el paso a los peatones, la cortesía entre cualquiera sin importar si los conoces. Esas son las cosas del pasado que nos hacen falta y nos reconfortan, nos hacen mejores personas y sociedad.
Brindemos a los jóvenes nuestro aprendizaje del pasado, para que, con esa energía y fuerza del presente nos apoyen a construir un futuro mejor, para ellos y sus hijos. No es un asunto de otros, todo comienza en mi acera y en mi capacidad de entender mi aporte. Es solo un grano de arena en el desierto.

Pero cada grano cuenta.

Saludos
Arnaldo García Pérez
@arnaldogarciap
Arnaldogarciap.blogspot.com


domingo, 29 de enero de 2017

CON LOS PIES EN LA TIERRA

CON LOS PIES EN LA TIERRA

Que hay crisis? Nadie lo niega, pero si volteamos a nuestro alrededor vamos a observar un grupo de gente innovando, creando y presentando una serie de propuestas de negocios que hasta hace poco no estaban consideradas. Gente reinventándose por todos lados para ofrecer alternativas diferentes y lo más importante, sobrevivir y salvar este difícil escollo, ganando en el intento.

Como pueden unos seres inventarse y meterse en proyectos con todo lo que estamos viviendo? es que acaso no les produce temor que con esta inflación endemoniada la gente no les vaya a comprar sus productos o servicios? Quien en un justo razonamiento puede creer que existen oportunidades para crear negocios productivos en tiempos como estos?

Es nuestro equipo Resilente. Gente que a pesar de las adversidades está pensando con optimismo en las circunstancias. Hombres y mujeres, algunos con medios económicos para hacerlo y otros jugándose sus escasos activos personales que, olfatean y sienten oportunidades donde otros pasan y no las vemos, o donde posiblemente han pasado y olfateado el chance, pero no han tenido la voluntad necesaria para arriesgarse. Búsquelos en cualquier ciudad y nos les faltará oportunidad para verlos. Montando sus fábricas y negocios ante la mirada del resto que en muchas oportunidades vaticina un fracaso. Pero ellos siguen adelante y están, con sus acciones, demostrando que existe una vía diferente para la reacción.

Los seres resilentes se sobreponen a los acontecimientos negativos. Puede que los afecten, sin embargo, buscan dentro de sí la energía y fuerza interna para rescatar el optimismo y la alegría necesaria para el emprendimiento. Viven de y para sus ideas y las alimentan convirtiéndolas en combustible para sus acciones y que estas den sus frutos. Saben de las dificultades que se les presentarán, pero están evaluándolas permanentemente sin permitir que los escollos los amilanen. Buscan alternativas, evalúan opciones, pero siempre en pos de su visión de negocio que no abandonan.

Realmente son de admirar. Dan una lección diaria de lo que se debe hacer. No vendrán tiempos mejores para nuestros proyectos y sueños. Si los tenemos claros ahora es el momento. No podemos dejarnos intimidar por la falta de recursos o por la situación política o social que vivimos. Miremos a nuestro alrededor y rescatemos el carácter resilente que nos enseñan este grupo de desadaptados del optimismo.

Si ellos pueden luchar contra las adversidades, aprendamos que todos podemos intentarlo. Pero eso sí, con los pies bien puestos sobre la tierra. Con proyectos bien desarrollados y analizados. Evaluando pros y contras de nuestras ideas. Proyectando el uso adecuado de nuestros recursos y con la mirada puesta en nuestras opciones reales, buscando siempre aliados que nos alimenten el sueño, a través del tamiz de una crítica objetiva y una evaluación de las alternativas. Realizado estos pasos, vayamos adelante.

Y como el ave fénix y renazcamos de nuestras cenizas.

Saludos
Arnaldo García Pérez
@arnaldogarciap
www.arnaldogarciap.blogspot.com




domingo, 22 de enero de 2017

EL VALOR DE LA PALABRA

EL VALOR DE LA PALABRA

Uno de los valores más importantes del ser humano es el respeto. Cuando trabajamos en nuestros talleres el tema de valores, siempre resaltamos que el respeto es la madre de todos y que de él nace el resto. Si usted analiza cada uno de los valores que posee, verá que ellos llevan implícito el respeto dentro de su manera de aplicarlo. Al actuar cualquiera de nuestros valores, estamos poniendo en evidencia de una manera directa el respeto, hacia los otros y hacia nosotros mismos.

El respeto va de la mano con el compromiso. Ningún ser humano está condicionado a responder con obligatoriedad a las peticiones que le hagan otros. Estamos en la capacidad de evaluar, considerar, analizar y luego responder positiva o negativamente a las solicitudes que nos comprometan. Dios nos dio el libre albedrio y con él podemos tener elecciones para cada sentencia de nuestra vida. Somos autónomos e independientes y con la capacidad real de evaluar antes de tomar nuestras propias decisiones. Esto le da un peso fundamental al compromiso.

En tiempos antiguos, los seres humanos valoraban en demasía el compromiso. No hacía falta y en muchos casos no existían, contratos que obligaran a los compromisos. Solo bastaba la palabra dada. El hombre entendía perfectamente que con esa obligación adquirida, estaba en juego mucho más que el contenido de la obligación. Estaba en juego su reputación y con ella su trascendencia.

Hoy en día el valor de la palabra dada está en desuso. Ya no nos importa comprometernos con otros en acciones que luego postergamos o cancelamos sin ninguna consideración. Reuniones, citas, actividades, entregas de resultados, se ven afectadas por el incumplimiento a este valor. Y lamentablemente, con la llegada de la tecnología, estas faltas a la palabra se hacen ya de una manera indirecta. Nos basta enviar mensajes de texto, correos o whatsapp, para cancelar reuniones, postergar entregas y anunciar incumplimientos. Poco vale o poco importa nuestra reputación al respecto. Hasta los documentos escritos como aval al compromiso son desconocidos ante la pérdida de este valor fundamental.

Todos somos líderes en nuestro destino. Algunos solo aplicamos este liderazgo para llevar nuestro propio proyecto de vida a feliz término y otros asumimos obligaciones con otros seres humanos de ayudarlos o guiarlos en un camino. El liderazgo de gente está basado en la credibilidad que podamos tener en los otros. Y esta credibilidad se sustenta en nuestra transparencia en las acciones. Debemos ser genuinos en cada uno de nuestros comportamientos y modelar la palabra. Que nuestras acciones sean el reflejo de lo que pregonamos. Que mis palabras vayan en consonancia con mis acciones. Que la congruencia domine mis actos.

Rescatemos nuestros valores fundamentales y comencemos a trabajar en el cambio de actitudes.
Mi palabra es un compromiso.

Saludos
Arnaldo García Pérez
@arnaldogarciap

www.arnaldogarciap.blogspot.com 

domingo, 15 de enero de 2017

EL OBJETIVO EN LA MIRA

EL OBJETIVO EN LA MIRA

Muchas veces hemos leído y compartido mensajes que nos indican que, de acuerdo a la Ley de la Atracción, recogemos lo que irradiamos. Si nuestros pensamientos son pesimistas y derrotistas, pocas serán las opciones de ver resultados diferentes. Por otro lado, si mantenemos una actitud positiva y de ánimo ante las adversidades, se abren oportunidades inimaginables.

Estamos viviendo momentos de desesperanza, la impotencia ante tantos factores externos a nosotros nos afectan directamente, nos hace sentir y pensar que es un camino sin fin y que no hay opciones para salir de esto. Las pocas alternativas de creer en un cambio positivo se convierten en sal y agua y vuelven los sentimientos de frustración y desesperanza.

Comenzamos un nuevo año y con él un nuevo ciclo de vida. Oportunidad excelente para reconocer nuestro entorno y plantearnos alternativas diferenciadoras. Una de las primeras afirmaciones que debemos hacer es reconocer que: “ESTAMOS EN CRISIS”. La gran mayoría de la población está sumergida en dificultades económicas y sociales, producto de un mal conducir político. Sin embargo, es importante resaltar que en nuestra historia como nación hemos vivido innumerables crisis y que, en su momento TODAS han tenido una salida.
Podemos en lo personal solucionar individualmente esta situación económica y social?, realmente creo que no. Sin embargo, reconociendo nuestra situación, podemos buscar alternativas diferenciadoras que nos permitan, buscar acciones temporales para paliar estos momentos de dificultad.

Reconocida la crisis y la poca incidencia que como ciudadano tenemos para solucionar las carencias, es imprescindible entender que nuestra misión es SOBREVIVIR a la misma. Estamos en la necesidad de aprender estrategias nuevas que nos ayuden a “pasar el temporal” y esperar la nueva luz en el horizonte. Tácticas en lo económico y emocional para mantener estándares adecuados de vida.

Sin ser economista ni especialista en la materia, detallo algunos aspectos a considerar: Establezca un presupuesto real de gastos. Sincere su economía y arrópese hasta donde pueda. Haga entender a todos que la situación es diferente. Conserve y Recicle. Debemos buscar alternativas para que productos que antes tenían una vida finita, tenga provechos más duraderos. Busque alternativas de precios. No mantenga la tradición de compras, busque alternativas. En momentos de inflación como estos los precios varían radicalmente. Cree alianzas con familiares y amigos. Comprar al mayoreo traerá ventajas en precios. Cualquier moneda ahorrada cuenta. Establezca planes de consumo. Lo que antes duraba una semana, debe durar dos. Los productos deben ser utilizados “con criterios de escases”.

En lo psicológico, concéntrese en los aspectos positivos de su vida. Enaltezca las cosas buenas que hace y que ve en otros. Potencie el optimismo con la certeza de que estos momentos son temporales y pasaran.

Nuestra misión es mantenernos a flote. Llegaran momentos diferentes y con ellos la posibilidad de volver a manejarnos como en tiempos de bonanza. Pero lo que no podemos es tener memoria corta y olvidar. Que esta experiencia de vida nos enseñe que como sociedad no somos autosuficientes y debemos cultivar la educación y los valores para tener una población más consciente que no repita los mismos errores.

Saludos
Arnaldo Garcia Pérez
@arnaldogarciap
www.arnaldogarciap.blogspot.com